¿Cuál es la esencia de tus vacaciones?

Partiendo de la definición de la Real Academia Española es: “descanso temporal de una actividad habitual, principalmente de trabajo remunerado o de los estudios”.

Difiero en cierta forma de dicho concepto.

La esencia radica en salir de la asfixiante rutina como acto de libertad. Viajar por carretera en auto a toda velocidad con tu música favorita. Viajar en autobús o avión aunque tus piernas las tengas deshechas por lo incómodo del espacio eavión 1ntre los asientos. Viajar kilómetros a destinos tan lejanos como el mismo horizonte o simplemente invertir algunas horas que al final serán recompensadas cuando hayas llegado a tu destino. La satisfacción es inmensa.

Encender tus sentidos, conectarlos con la naturaleza, los paisajes, los atardeceres en otras regiones, incluso países; las caminatas matutinas, vespertinas y nocturnas, el conocer culturas, idiomas, artesanías, arquitectura, historia, gastronomía, bebidas, usos y costumbres de algo diferente.

avión4Eso debe ser la esencia, que tu mente se enriquezca con los amaneceres en alguna playa, sentir la arena sobre tus pies, el agua salada cubriendo tu cuerpo mientras la energía solar se impregna en tu ser.

Sentir el frío del bosque, acampar en algún acantilado o pasar la noche en alguna cabaña iluminada por el calor de una fogata, ser parte del silencio, contemplar las nubes y encontrarte en ese momento tan íntimo que hará desconectarte completamente de lo habitual y cotidiano.

aviónSe dice que cada cabeza es un mundo, pero el mundo debería estar en nuestra cabeza. Para todo hay gustos y presupuestos, todo depende de ti, las opciones son inmensas.

Pretextos sobran para empezar a recorrer los rincones de México, y, ¿por qué no? de otros países. ¡Atrévete! El mundo es tuyo.

 

 

 

 

 

 

 

Por Michael Almazán




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *