Efecto Cirerol: del amor, al desprecio del público

Juan Antonio Cirerol Romero llegó como un rostro humilde, de una voz poco peculiar, donde no importaba la imagen, sino la actitud, baladas norteñas punk´s era su estilo, una guitarra y su armónica, no necesitaba más; llegó a la capital con una humildad pero un sarcasmo que enganchó a su público, el día de hoy, Juan Cirerol no es más que el repudio de los chilangos y de la escena nacional.

El pasado Martes, después de los sucesos con el sismo de 7.1 grados en la CDMX, Morelos, Puebla, Oaxaca y Edo. Mex. Las redes sociales se llenaban de comentarios, información o noticias de los destrozos que había en colonias como la Roma, en delegaciones como Coyoacán y Xochimilco; los comentarios fueron variados, hubo los que como buenos samaritanos, mandaban bendiciones, otros compartían zonas en peligro y unos, simplemente comentaban.

La libre expresión es un derecho, y no dio que se deba castigar por un comentario (sin ver a qué tipo de expresión se dedica), pero al ser una figura pública, y más si eres un músico, estás propenso a ser objetivo de críticas o de ser un estereotipo. Para Cirerol, el comentario “Debería darme tristeza el sismo del DF pero no”, fue su ejecución social, esto le costó la credibilidad como músico y hasta su potencial y trabajo.

Ya para que después de esto, el gran Alex Otaola comente “…Cirerol, un pobre diablo …” te puedes considerar rechazado por el circuito de colegas que alguna vez tomaron en cuenta tu trabajo, amigos como Lng/SHT, las Descartes A Kant, entre otros artistas, no han hecho comentarios al respecto. Publicaciones en su facebook personal, hasta amenazas de muerte se pueden revisar si buscas en Facebook las palabras Juan Cirerol. Incluso, no se sabe si canceló o lo cambiaron para la presentación que tenía en la Sexta Fest, donde compartía escenario con Felipe el Hombre, y ahora es remplazado por Elli Noise.

Antecedentes con Cirerol ya hubo, dio de baja su cuenta oficial en Facebook (no el personal), insulto a los chilangos con anterioridad; sin duda, esto marcará su carrera de forma negativa, ya que él se dio a conocer con un gran impacto en el DF y ahora, el público que forjó, lo ha abandonado. En lo personal, me gustaba su actitud y su música, era original su forma de escribir y acompañar con instrumentos, pero viendo el valor como persona, como chilango que anduvo viajando 4 días a la capital para ayudar a recoger escombros, víveres y de más, Cirerol no merece mi respeto, no sé qué lo motivó hacerlo, o si su humor negro le jugó una mala pasada, pero esto llegó en mal momento y mal plan.

Por: @luck_sky100




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *