El día de la candelaria y su origen.

Por César Noé Gasca

Buenos días, tardes o noches, estimado lector, bienvenido a ésta su revista S22, en esta ocasión tomaré uno de los días que son de los mas importantes en la costumbre mexicana, me refiero al 2 de febrero, en el cual concluye lo referente a la rosca de reyes, en la cual se compromete la persona que tuvo la dicha de obtener al niño, de la rosca, y en consecuencia brindarles a los presentes unos sabrosos tamales con su atole.

Dicha celebración de acuerdo con su significado nos dice que es una fiesta que es en honor a la “Virgen de la Candelaria” o también conocida como “La Virgen María de La Candelaria”, virgen que tiene origen en Tenerife una isla perteneciente a España, quien se derivó del candelero o candela que hace referencia a la luz santa que guía al buen camino, la salvación e intensifica la fe en Dios. Y también este día es cuando finaliza el periodo navideño, una vez que han pasado 40 días después de haber festejado la navidad, el nacimiento del Niño Dios.

En cuanto al origen de la fiesta de la Candelaria surge en el Oriente nombrado el “Encuentro” que unos años más tarde está tradición se fue extendiendo hacia el Occidente durante el siglo VI y después hasta Roma y así hasta llegar a cada parte del mundo que fue adoptando esta costumbre. Dicha fiesta se celebra cada 2 de febrero de acuerdo con el calendario católico y de un pasaje de la biblia donde hace mención de que en esta fecha se presenta al Niño Dios o bien al Niño Jesús ante el Templo de Jerusalén y a la purificación de María, esto según el cumplimiento de las predicciones del antiguo testamento.

Esta fiesta se conoce y se celebra con diferentes nombres, por mencionar algunos de los nombres con la que se conoce en diferentes lugares o partes del mundo son: La Presentación del Señor, La Fiesta de Las Candelas o La Fiesta de La Luz; donde Cristo es la luz del mundo quien vino a iluminar a todos como una vela o una candela y quien fue presentado por su madre ante el templo, es aquí donde surge el nombre de la Candelaria.

Esta celebración tiene orígenes prehispánicos y católicos pues en aquella época los habitantes de varios poblados  llevaban a la iglesia mazorcas (Maíz) con el fin de que estas sean bendecidas para sembrarlas posteriormente y así cumplir con el ciclo agrícola, este proceso o ritual que hacían nuestros antepasados junto con el 2 de febrero que de acuerdo al calendario azteca era el primer día del año y lo celebraban en honor a Tláloc, Chalchiuhtlicue y Quetzalcóatl, todo esto coincidió con el día en que se presentó al Niño Jesús ante el Templo de Jerusalén.

Nos vemos en la próxima cápsula, en ésta su revista S22




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *