Gracias por venir

Hablar de Gustavo Cerati, es hablar de perfección musical, de tener toda la sapiensa para llevar las composiciones a otro nivel de lo no terrenal; desde sus inicios con Soda Stereo, Cerati marcaba la pauta al echarse al hombro las composiciones de la banda, en muy pocas hizo equipo con Bosio y/o Alberti.

Tenía todo esa conjugación que un genio musical solo puede tener: visión, creatividad, tenacidad y evolución; digo evolución porque así como Bowie (uno de los máximos ídolos de Gustavo) no solo se estanco en un género, jugó con las nuevas tendencias musicales. Con sus proyectos alternos a Soda y a sus discos en solitario, Gus probó las mieles de la electrónica con Ocio y Roken, colaboró en conjunto con otro ídolo argentino Daniel Melero en “Colores Santos” y se atrevió a hacer el primer “unplugged” no acústico con el Comfort y Música para volar para MTV. Sin mencionar que su genialidad lo llevó a participar en una película llamada +Bien.

El pasado 4 de septiembre se cumplen dos años de su partida de este mundo terrenal, nos ha dejado un legado musical infinito, un legado que muchos tomamos como inspiración no solo para crear música, también para hacer pinturas, fotografías, esculturas, performance, etc.

Hay un antes y un después de Cerati en la industria musical no solo latinoamericana sino mundial, gracias por la herencia que nos dejó en todos sus discos con Soda, en Amor Amarillo,Bocanada, Siempre es Hoy, Ahí Vamos y Fuerza Natural.

A dos años de tu partida solo resta seguirte agradeciendo por ser parte de nuestro soundtrack de vida.

Fuerza Cerati

Por: Andrew Mac




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *