KING CRIMSON en México

Esta semana, después de una larga ausencia, regresa la banda más importante de los últimos 50 años a México.
King Crimson no sólo revolucionó la música rock, si no que su presencia e influencia sigue abarcando un gran número de géneros. Ahora regresan, a un par de años del quincuagésimo aniversario de su primer disco, In the Court of the Crimson King, piedra angular del rock progresivo.
Una banda emblemática, misteriosa. Envuelta en una eterna metamorfosis. Encarnan sublimemente el ideal del rock progresivo, gracias a sus múltiples alineaciones. Esta vez, con el lineup más monstruoso que han presentado:

Un doble cuarteto. 4 baterías (Gavin Harrison, Pat Mastelotto, Bill Rieflin y Jeremy Stacey) dos guitarras (Robert Fripp y Jakko Jakszyk, quien también funge como vocalista) y dos miembros clásico de King Crimson ( Tony Levin en el bajo y Mel Collins en el saxofón) interpretarán la vasta selección de piezas que Robert Fripp y compañía han conjurado a través de las décadas, incluyendo temas que pocas veces han vuelto a interpretar desde sus concepciones: 21st Century Schizoid Man, In the Court of the Crimson King, Larcs Tongues in Aspic Pt. 1 & 2, Starless…

Maldita sea! En serio no saben lo que me hace sentir saber que estaré enfrente, por más de una ocasión, de King Crimson. Por más de diez años me han maravillado con su discografía, una de las más eclécticas que se pueden lograr, y me han hecho reconceptualizar lo que entiendía por “música”. Deep Purple, Black Sabbath, Gojira, Tool, Nirvana, Talking Heads, Mastodon, Queen, Devo, Alice in Chains, Neurosis, Led Zeppelin, Dillinger Escape Plan, Pearl Jam, Metallica, Primus, Yngwie Malmsteen, Yes, Blondie, Arctic Monkeys y un sin fin de bandas tienen una enorme deuda con King Crimson. ¡Larga vida al Rey Carmesí!
Por: Ivan Anuar Montiel Ruiz



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *