Visualidades inesperadas

Héctor García es uno de los fotógrafos mexicanos más importantes dentro de la segunda mitad del siglo XX. Reportero gráfico o fotorreportero como él se hacía llamar estaba enamorado de la calle, quería mirarlo todo, su madre desde muy pequeño tenía que salir a trabajar y amarrarlo de pie a la pata de la cama de ahí surge su apodo “pata de perro”.

Debido a su poca fortuna económica tuvo que trabajar a temprana edad, fue bolero, carga canastas e incluso vendía chicles; a los siete años sale de su casa para conocer el mundo. Inició vendiendo periódicos, tiempo después acusado de robar dulces,  ingresa a la correccional y durante su estancia conoce a Gilberto Bolaños Cacho quien  le obsequió su primera cámara fotográfica.

Fueron situaciones peculiares las que acercaron a García a lo que más tarde sería su oficio y pasión.

Sí quieres conocer más sobre este artista y además eres un fanático de la fotografía, no puedes perderte “Visualidades inesperadas” exposición fotográfica temporal que alberga el Faro de Oriente en su galería principal. Date una vuelta por la mirada de Héctor y entenderás porqué es considerado el fotógrafo de la ciudad, como alguna vez lo nombró Carlos Monsiváis.

La entrada es libre de martes a domingo. Calz. Ignacio Zaragoza, entre metro Acatitla y Peñon Viejo, Iztapalapa, CDMX. Permanece hasta el 31 de Agosto.

Por: Dolores Elizondo




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *